Memorias de un vigilante – José S. Álvarez

La sociedad de la Argentina del siglo XIX en la capital del país. Apuntes biográficos de un vigilante conocedor de los ambientes más sórdidos de los bajos fondos de Buenos Aires. Memorias sinceras de un hombre convertido en mero observador de un mundo desconocido y peligroso. Una obra triste. Un libro diferente.

MEMORIAS DE UN VIGILANTE es una obra diferente. Ambientada en la Argentina del siglo XIX nos presenta, con un detalle que goza en ocasiones de una profundidad excesivamente detallada para una obra de tales características, la vida de un funcionario estatal, un vigilante. El día a día de sus obligaciones como policía, aderezadas con un vaivén de recuerdos y situaciones que van desde la simple anécdota a la más singular aventura, nos sirven de marco para mostrarnos una sociedad que, lejos de lo que pudiera parecer, no se diferencia en mucho de la actual.

Posiblemente nos encontremos ante uno de los títulos más interesantes de la, por otra parte, escueta bibliografía de José S. Álvarez (más conocido por su pseudónimo, Fray Mocho). De clasificación un tanto complicada (no deja de ser una novelización con tintes de diario, y que roza débilmente el género policiaco sin adentrarse realmente en sus vericuetos laberintos), se define como una historia más de índole social que criminológico, ya que se centra mucho en los aspectos del momento en el que se desarrolla la obra, obviando otros que quizás le podrían haber dado ciertos tintes de misterio o suspense.

José S. Álvarez tiene en el presente libro un estilo directo y cercano para el gran público, lo que lo hace muy accesible; puede que abuse demasiado de la jerga específica en determinados pasajes, aunque también define muy bien los entornos en los que lo hace y siempre se cuida de no dejar flecos a la interpretación. Sin duda eso ayuda a una mayor comprensión.

Creo que es un libro que va a sorprender, y va a permitir que la gente se acerque y conozca un tipo de lectura más específico del que, probablemente, suela estar acostumbrada. Abrir nuevos horizontes nunca es malo, y si se hace de la mano de una buena trama, mucho mejor.

Disfruten, pues, de estas MEMORIAS DE UN VIGILANTE, y adéntrense en los entresijos de una Argentina tan lejana (en el tiempo y en la distancia) como admirable.

Francisco J. VázquezComentariosdelibros.com

0 Responses to “Memorias de un vigilante – José S. Álvarez”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: